Juez pospone audiencia para un caso de alto perfil en Georgia

Trump campaign lawyer Sidney Powell speaks to media while flanked by Trump lawyer and former New York City Mayor Rudy Giuliani (L) and Trump campaign senior legal adviser Jenna Ellis at a press conference at the Republican National Committee headquarters in Washington on Nov 19, 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

ELECCIONES 2020
Un juez federal pospuso el martes una audiencia programada, para un caso electoral de Georgia, en el que está participando la abogada de alto perfil Sidney Powell.

El juez federal de distrito Timothy Batten, designado por George W. Bush, había programado una audiencia para el 4 de diciembre. Pero el 1 de diciembre dijo que suspendería su orden de audiencia, citando una apelación que los demandantes presentaron ante un tribunal superior.

“La notificación de apelación de los demandantes dice que despoja a esta Corte de la jurisdicción. Si el tribunal de circuito no está de acuerdo con los demandantes, desestimará su apelación, por lo que este Tribunal probablemente tendrá que reprogramar la audiencia que está fijada para el viernes 4 de diciembre (ya que los escritos de las partes, que deben presentarse mañana y el jueves, probablemente no se hayan presentado)”, escribió Batten.

“Cualquier retraso en la realización de la audiencia, sobre los reclamos de los demandantes, sería atribuible a los demandantes, no a este Tribunal, ya que los demandantes son los que presentaron la notificación de apelación”.

Un abogado de los demandantes no respondió a una solicitud de comentarios.

El caso se refiere a las elecciones del 3 de noviembre y al posterior recuento en Georgia. Los demandantes buscan que expertos externos realicen inspecciones forenses de las máquinas de Dominion Voting Systems, un esfuerzo al que se oponen los acusados, incluido el republicano Brad Raffensperger, quien se desempaña como secretario de Estado de Georgia.

null
El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, que supervisa un recuento de votos presidenciales de EE.UU., habla con los medios de comunicación en el Capitolio estatal en Atlanta, Georgia, el 02 de diciembre de 2020. El recuento estatal ha sido solicitado por la campaña del presidente Trump. (EFE/EPA/ERIK S. MENOR)

Los demandantes argumentan que hubo un plan fraudulento para manipular el recuento de votos, con el propósito de asegurar que el candidato presidencial demócrata Joe Biden ganara Georgia. La demanda citó análisis de expertos, incluido uno que dijo que encontró anomalías estadísticas tras examinar los resultados electorales del condado de Fulton.

Batten ordenó la semana pasada a tres condados que no reiniciaran o limpiaran las máquinas de votación mientras se decide el caso, pero los demandantes presentaron una apelación de emergencia el martes temprano ante la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito de Estados Unidos, señalando que solicitaron tal acción en todo el estado.

“Este aviso de apelación debe despojar, en derecho, al tribunal de distrito de su jurisdicción. De no ser así, los demandantes solicitarían una suspensión de la audiencia actualmente programada en el tribunal de distrito para el 4 de diciembre de 2020, hasta que este tribunal se pronuncie sobre las cuestiones planteadas por la apelación, incluyendo si los demandantes deben agregar a la demanda a cada uno de los más de 600 funcionarios electorales del condado, además del secretario de estado de Georgia, quien por ley es responsable de las elecciones de Georgia y gastó 107 millones de dólares de los contribuyentes para comprar sistemas de votación de Dominion para todo el estado”, escribieron los abogados de los demandantes, incluyendo a Powell.

Los demandantes también presentaron otra prueba, una declaración de Ronald Watkins, un ciudadano estadounidense que vive actualmente en Japón y que se describió a sí mismo como un experto en seguridad de redes e información. Watkins dijo que los escáneres de Dominion pueden ser ajustados para marcar “una cantidad no trivial de votos” como votos problemáticos.

“Un trabajador electoral sesgado, sin una supervisión honesta y suficiente, podría abusar del sistema de adjudicación para cambiar los votos de forma fraudulenta por un candidato específico”, escribió.

El caso es Pearson v. Kemp (1: 20-cv-04809) y se presentó en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Norte de Georgia.

FUENTE: theepochtimes
POR ZACHARY STIEBER

Descubre
DOJ anuncia logros de programa para hacer frente a las amenazas de Beijing

Sé el primero en comentar en «Juez pospone audiencia para un caso de alto perfil en Georgia»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.