Legisladores de Arizona piden una resolución para retener los votos del Colegio Electoral

ELECCIONES 2020
En una audiencia pública en Arizona con miembros selectos de la legislatura estatal y miembros del equipo legal del presidente Donald Trump, los legisladores pidieron a sus colegas que respaldaran una próxima resolución que retrasaría la liberación de los votos de los colegios electorales del estado.

El representante del estado de Arizona, Mark Finchem, dijo a los periodistas durante la audiencia del 30 de noviembre que esperan tener una resolución “dentro de las próximas 24 o 48 horas”. El estado tiene 11 votos del colegio electoral.

“Estamos recuperando nuestros votos electorales, no los vamos a entregar”, dijo Finchem. “Por eso llamo a nuestros colegas de la Cámara y el Senado a ejercer nuestra autoridad plenaria bajo la Constitución de Estados Unidos”.

“Hay un informe legal que dice que no estamos atados a la ley estatal cuando se trata de esta cuestión”, añadió.

De acuerdo con Finchem, la medida sería fácil de hacer y sería legalmente obligatoria.

“Una mayoría simple puede llamar a la Cámara y al Senado de nuevo, y en un día puede aprobar una resolución y hacer que esos votos electorales se retengan básicamente”, añadió. “Y es vinculante. Los veré en la corte”.

En total, nueve legisladores estatales republicanos asistieron a la reunión. Habían solicitado permiso para celebrar una audiencia legislativa formal en el Capitolio pero les fue negado por el presidente de la Cámara de Representantes y el presidente del Senado, según The Associated Press.

Los abogados de Trump, Rudy Giuliani y Jenna Ellis, junto con testigos, se presentaron ante los miembros de la Legislatura de Arizona alegando que en el estado se había producido un considerable fraude electoral. También presionaron para que la Cámara y el Senado del estado, con mayoría republicana, celebraran una votación sobre la certificación de la elección.

Durante la audiencia, un experto en seguridad cibernética dijo que el manual de usuario de las máquinas de Dominion Voting Systems orienta a los usuarios sobre cómo conectarse a Internet, y que las máquinas, utilizadas por varios estados, se conectaron a Internet durante la elección.

“El manual de usuario para las máquinas de Dominion tiene aproximadamente una pulgada y media de grosor. Mi equipo revisó el manual de usuario, y revisó todos los casos en los que en el manual de usuario, le dice a los operadores que conecten los cables de ethernet al enrutador, y así es, los sistemas se conectan a internet”, dijo Phil Waldron, un experto en seguridad cibernética y coronel del Ejército retirado.

“Nuestros equipos examinaron los espirógrafos de la red de Dominion el día de las elecciones y mostraron el aumento del tráfico en la red, el tráfico de internet en el día de las elecciones para los servidores de Dominion”, dijo, añadiendo más tarde: “En pocas palabras, estos sistemas no son lo que les han dicho, si es que les han dicho algo”

“Están conectados a internet. No hay transparencia en la forma en que la información de los votantes es procesada, movida y almacenada. Y, de hecho, estas empresas se han negado a permitir cualquier tipo de inspección en su código y siempre dicen, es nuestra IP, es protección de la IP”.

En 2016, Trump ganó los 11 votos electorales del estado por menos de 100,000 votos. En las 17 elecciones presidenciales entre 1952 y 2016, solo un candidato demócrata ganó Arizona, Bill Clinton en 1996.

El 30 de noviembre, la secretaria de estado de Arizona certificó los resultados de las elecciones presidenciales del estado. La secretaria de Estado Katie Hobbs, demócrata, dijo en una conferencia de prensa que a pesar de la pandemia y otras complejidades “tuvimos unas elecciones extremadamente bien organizadas y vimos una participación de votantes históricamente alta”.

Durante la audiencia, una observadora electoral voluntaria y trabajadora del condado de Pima, en Arizona, dijo a los legisladores del Estado de Arizona que los funcionarios electorales estatales le habían dicho que permitiera votar a las personas que no estaban debidamente inscritas para votar en Arizona el día de las elecciones.

“Tenía que permitir votar a la gente que literalmente se acababa de mudar aquí. Un gran porcentaje tenía direcciones de dos complejos de apartamentos”, dijo Anna Orth.

Orth remarcó que “muchos” de estos individuos eran “residentes por no más de un mes”, añadiendo que de sus observaciones, estimó que alrededor de 2000 personas parecían ser votantes de fuera del estado.

Según el sitio web de las elecciones del condado de Pima, la gente puede votar si han “vivido en el condado de Pima al menos 29 días antes de las elecciones generales”.

Estas personas, dijo, tenían “licencias de conducir de otro estado”, pero intentaron demostrar que podían votar presentando una “factura de electricidad” u otro tipo de factura que sugiriera que vivían en el lugar.

Orth luego alegó que habló con un observador electoral que dijo que él era de Los Ángeles y le dijo que “estaba allí para convertir a Arizona en azul”, es decir, en demócrata.

“Estamos aquí específicamente para convertir este estado en azul. Este es uno de nuestros problemas. Vengo de otro distrito en [el condado de] Maricopa”, recordó que le dijo el hombre. Había un grupo de ellos, agregó la mujer.

El trabajo del hombre, dijo Orth, era asegurarse de que votara cualquiera que no pudiera votar. Cuando se le preguntó más, el hombre supuestamente dijo que estaba en contacto con varios abogados para asegurarse de eso, según Orth, quien dijo que presentó una declaración jurada sobre sus reclamos.

Además, el 24 de noviembre, el jefe del Partido Republicano de Arizona presentó una petición para la inspección temprana de los sobres y las firmas de las boletas de votación por correo. La petición judicial contra los 11 electores presidenciales demócratas de Arizona, también solicita la inspección de las boletas duplicadas con sus originales en el condado de Maricopa.

La petición fue presentada por la presidenta del Partido Republicano de Arizona, Kelli Ward.

“Se espera que pronto se presente una demanda legal formal de impugnación de las elecciones alegando que el proceso utilizado para validar las boletas devueltas por correo era jurídicamente insuficiente”, según una declaración del Partido Republicano de Arizona. “El proceso crítico de verificación de una firma determina si un voto es contado”.

La selección de los electores

En la audiencia, Rudy Giuliani y Jenna Ellis presionaron para que la Cámara de Representantes y el Senado, con mayoría republicana, celebraran una votación sobre la certificación de la elección.

“Vale la pena perder tu carrera política para salvar el derecho al voto en Estados Unidos”, dijo Giuliani a los senadores republicanos. “En momentos de nuestra historia, hombres y mujeres dieron un paso adelante” para defender los derechos y libertades de los estadounidenses”, añadió.

La Constitución de Estados Unidos, dijo Giuliani, estipula que las legislaturas estatales tienen la autoridad de certificar a los electores de un estado.

“Ustedes, la legislatura de Arizona, tienen el poder plenario de regular la selección de los electores en una elección presidencial”, dijo, añadiendo que el Tribunal Supremo ha dictaminado que las Cámaras y los Senados estatales pueden reclamar el poder de nombrar a los electores.

“No veo cómo una persona decente y honesta puede permitir que esto suceda”, dijo.

Jenna Ellis, otra de las abogadas de Trump, dijo que la campaña del presidente no estaba pidiendo a la legislatura que anulara los resultados de la elección, sino que no certificara los resultados presuntamente fraudulentos.

La oficina de la secretaria de Estado de Arizona no ha respondido a la petición de comentarios. Anteriormente, Hobbs dijo que no ha visto ninguna prueba de irregularidades o fraude en la elección que pudiera anular los resultados de la misma.

Los datos actuales muestran que el candidato presidencial demócrata Joe Biden lidera a Trump por unos 11,000 votos en el estado.

Anteriormente, Giuliani abrió diciendo que los políticos y funcionarios de tendencia socialista han erosionado gradualmente las libertades personales de los estadounidenses, señalando que el proceso electoral presuntamente fraudulento del 3 de noviembre fue una extensión de eso.

“Se nos ha advertido durante 20 años que ir por mayores votaciones por correo … estará plagado de un tremendo fraude”, dijo, y añadió: “Nos advirtieron el expresidente Jimmy Carter”, el exjuez de la Corte Suprema David Souter y destacados demócratas que “nunca lo hagan”.

“Los demócratas solían estar en contra de las votaciones por correo”, dijo, añadiendo que la actual cosecha de políticos ha invertido ese punto de vista para ganar más “dinero y poder”.

En Arizona, gran parte del presunto fraude del estado tuvo que ver con el sistema de votación por correo, comentó Giuliani.

“Una vez que la boleta se separa del sobre, desaparece para siempre”, dijo.

En los condados de Pima y Maricopa hay cientos de miles de votos que deberían ser “declarados nulos y sin valor”, alegó el exalcalde. Hubo un “claro fraude” cuando se observó a los trabajadores electorales cambiando los votos en Arizona, dijo, y señaló que también se produjo un atasco en las urnas.

FUENTE: theepochtimes
POR BOWEN XIAO
Con información de Jack Phillips, Zachary Stieber y Simon Veazy.

A continuación
Cierran kinder por norovirus en China

Sé el primero en comentar en «Legisladores de Arizona piden una resolución para retener los votos del Colegio Electoral»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.