Estudio encuentra negatividad generalizada en cobertura mediática del virus del PCCh

ESTADOS UNIDOS
Un análisis profundo de la cobertura de los principales medios de comunicación sobre el virus del PCCh, también conocido como el nuevo coronavirus, por tres analistas de la Ivy League encontró que prácticamente todas las historias sobre el tema desde enero han sido negativas.

“El noventa y un por ciento de las historias de los principales medios de comunicación de EE. UU. son de estilo negativo, frente al 54 por ciento de las principales fuentes no estadounidenses y el 65 por ciento de las revistas científicas”, según el estudio publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés).

“La negatividad de los principales medios de comunicación estadounidenses es notable incluso en áreas con desarrollos científicos positivos, incluyendo la reapertura de escuelas y los ensayos de vacunas”, dijeron los autores, el profesor de economía de la Universidad de Dartmouth Bruce Sacerdote, el académico de investigación económica de Dartmouth Ranjan Sehgal y la residente médica de la Universidad Brown Molly Cook.

Los tres académicos examinaron más de 20,000 historias publicadas en los principales medios de comunicación como The New York Times, Fox News, Washington Post, CNN y Wall Street Journal desde el 1 de enero de 2020.

Los reportajes negativos fueron especialmente marcados en las historias sobre las perspectivas de desarrollo de las vacunas contra el virus del PCCh, y las consecuencias económicas, médicas y sociales para los niños y adultos de los cierres de empresas, escuelas, iglesias y actividades sociales.

“El estilo de la cobertura mediática impacta tanto en la salud humana como en las actitudes hacia las medidas preventivas, incluyendo la vacunación, el uso de mascarillas y el distanciamiento social”, dijo el estudio, citando cinco análisis separados, incluyendo cuatro realizados en 2020 y uno en 2015.

“La proporción de adultos estadounidenses que presentan síntomas de depresión se ha triplicado desde el comienzo de la nueva pandemia de coronavirus. Al discutir este aumento en los problemas de salud mental, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. recomiendan no consumir grandes cantidades de noticias sobre la pandemia”, continuó el estudio.

“Nuestros resultados sugieren que la advertencia de los CDC es clarividente”, escribieron los autores.

Como ejemplo, los autores citaron la primera historia publicada en marzo que informaba que los investigadores de la Universidad de Oxford podían desarrollar una vacuna mucho más rápidamente que los dos a cinco años que normalmente se requieren.

Esa historia, y la mayoría de las que siguieron en los principales medios de comunicación de EE. UU. sobre el progreso en el desarrollo de la vacuna, según el estudio, “enfatizaron las advertencias de los funcionarios de salud y los expertos que minimizaron el optimista calendario y el éxito pasado de los investigadores de Oxford”.

Una notable excepción reciente a los reportes negativos es un reportaje de CNN del 28 de noviembre sobre la vacuna desarrollada conjuntamente por los investigadores de Astrazeneca y Oxford.

“En los días transcurridos desde que la Universidad de Oxford y AstraZeneca dieron a conocer los resultados de los ensayos de la vacuna Covid-19 en fase 3 de la asociación, han surgido un número creciente de interrogantes“, dice el reportaje de CNN.

“La eficacia media del 70 por ciento declarada fue significativamente menor que la del 94.5 por ciento al 95 por ciento reportada por las otras dos candidatas principales, Moderna y Pfizer”.

“Sin embargo, esta vacuna aún podría demostrar ser más valiosa para el mundo que las otras dos en los próximos meses. Si se responde a las preguntas sobre sus resultados y recibe la aprobación, podría marcar el camino para proporcionar cobertura de la vacuna en los países más pobres donde se necesita con urgencia”.

“El gobierno de Reino Unido dio el primer paso en el proceso de aprobación el viernes, anunciando que había remitido formalmente a la candidata al regulador de medicamentos de Reino Unido para su evaluación”.

De la misma manera, a pesar de los múltiples estudios independientes publicados en 2020 que encontraron que la reapertura de las escuelas no contribuyó de manera significativa a la propagación de la enfermedad, el estudio del NBER encontró que “el 90 por ciento de los artículos sobre la reapertura de las escuelas de los medios de comunicación de EE. UU. son negativos, frente a solo el 56 por ciento de los principales medios de comunicación de lengua inglesa en otros países”.

El representante Steve Budd (R-N.C.) dijo a Epoch Times el lunes que ve un vínculo entre la negatividad documentada por el estudio y la oposición de los periodistas de los principales medios de comunicación al presidente Donald Trump.

“Los medios de comunicación a menudo se aprovechan de los miedos y divisiones de la gente y eso es lo que muestra este estudio. Ese es el caso de Washington, donde la mayoría de los elementos positivos y bipartidistas que pasan el Congreso son ignorados por los principales medios de comunicación porque eso impactaría en sus discursos”, dijo Budd.

“Nuestro país es fuerte y resistente, pero sospecho que cualquier positividad sobre la pandemia haría que el presidente Trump se viera bien y por lo tanto no fue presentado en los medios de comunicación liberales. Este estudio muestra que, una vez más, los medios de comunicación se aferran a un discurso más de lo que se centran en los hechos”, dijo.

El veterano estratega de defensa política de Washington, Grover Norquist, dijo el lunes a The Epoch Times que el mismo patrón de desconexión entre los principales reportajes de los medios de comunicación y la realidad en los reportajes sobre el virus del PCCh se ve en otros temas.

“La prensa dominante intentó destrozar el recorte de impuestos. La economía floreció. Luego, el Rusiagate. Eso se esfumó. Luego duplicaron el virus y eso solo funcionó si ignoraban a China, y el rápido desarrollo de las vacunas por parte de Trump que se sabía que funcionaban y estaban en camino meses antes de las elecciones”, dijo Norquist.

“Por lo tanto, la noticia era qué estado ha visto un aumento. Las muertes disminuyen, el enfoque de las hospitalizaciones aumenta. Las hospitalizaciones disminuyen, el enfoque en las pruebas positivas aumenta”, dijo.

El comentario de Norquist reflejó uno de los hallazgos del estudio, que “el patrón de tiempo en la negatividad observada está, como mucho, débilmente relacionado con la tendencia de tiempo real en los nuevos casos semanales de COVID-19 en EE. UU.”.

El estudio también concluyó que “las historias más populares del New York Times tienen altos niveles de negatividad, en particular para los artículos relacionados con el COVID-19”.

El estudio concluyó señalando que “las principales historias de los medios de comunicación de EE. UU. que discuten los beneficios del distanciamiento social o, alternativamente, los beneficios del uso de mascarillas son menos numerosas que las historias sobre que el presidente [Donald] Trump que no usa una mascarilla”.

FUENTE: theepochtimes
POR MARK TAPSCOTT

A continuación
The Epoch Times sigue la ética periodística: no declara ganador de las elecciones presidenciales

Sé el primero en comentar en «Estudio encuentra negatividad generalizada en cobertura mediática del virus del PCCh»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.