Senadores republicanos de Georgia enfatizan la necesidad de una auditoría de firmas en boletas

ELECCIONES 2020
Las firmas de los votos ausentes emitidos en las elecciones generales de Georgia deben ser auditadas, enfatizaron varios senadores estatales republicanos durante una audiencia del comité el 3 de diciembre sobre temas electorales.

Si bien el estado realizó un reconteo manual de la contienda presidencial, no incluyó la verificación de la firma. Actualmente, el excandidato presidencial demócrata Joe Biden lidera al presidente Donald Trump por unos 12,000 votos.

En las elecciones se emitieron más de 1,3 millones de votos ausentes, más de cinco veces más que en 2016. Las autoridades electorales del estado han reconocido que el aumento ha puesto a prueba al personal del registro del condado responsable de verificar que las firmas en los sobres de las boletas coincidan con las que el gobierno tiene archivadas para el votante.

Los secretarios que comparan las firmas son capacitados por el director de elecciones del condado, quien, a su vez, es capacitado por el personal del secretario de estado.

“¿Por qué no mirar las firmas y hacer que un tercero revise las firmas?”, preguntó el senador estatal Greg Dolezal a Ryan Germany, consejero general de la oficina del secretario de estado de Georgia (SOS), en la audiencia.

Germany dudaba que la oficina SOS tuviera la autoridad para revisar todas las firmas.

“No creo que sea apropiado porque nosotros abrimos nuestras investigaciones basadas en quejas procesables”, dijo.

También agregó que la oficina está analizando casos individuales de problemas con las boletas de voto ausente, pero “todavía no he llegado a esa parte [de verificación de firmas]”.

Dolezal dijo que no está sugiriendo revisar todas las boletas de voto ausente.

“Creo que sería muy valioso obtener una muestra aleatoria de varios condados en este estado solo para saber qué tan cerca estamos”, dijo.

Germany dijo que el punto no es si la firma coincide, sino si el votante real fue quien la firmó.

Pero Dolezal replicó que una incompatibilidad en las firmas sí importa.

“Eso debería haber sido una boleta provisional, no una boleta que fue aceptada”, dijo.

El senador Steve Gooch profundizó en el asunto, y señaló que una de cada cuatro de las boletas de Georgia eran votos en ausencia y “no fueron verificadas por nadie excepto por la persona en la oficina del registrador … [con] poca o ninguna capacitación profesional”.

“¿Cómo podemos certificar estas elecciones esta semana sabiendo que una cuarta parte de las boletas no han sido verificadas por profesionales o incluso auditadas?”, preguntó.

Germany dijo que la ley permite este proceso de verificación de firmas, por lo que las elecciones pueden ser certificadas.

También dijo que la oficina está investigando problemas en los que los votantes aparentemente se registraron en direcciones no válidas. Miles de personas se registraron y votaron en Georgia utilizando direcciones de instalaciones postales o negocios que parecían direcciones residenciales, según un exfuncionario de campaña de Trump cuyo equipo analizó los datos de votantes del estado.

Germany reconoció que la investigación se complica por el hecho de que algunos centros de correo no dejan claro que la dirección no es residencial.

“No dice Apartado de Correos (P.O. Box). Parece una dirección normal”, dijo.

En la segunda parte de la audiencia, el equipo de campaña de Trump presentó evidencia de presunto fraude y otras actividades ilegales que, según dicen, invalidaron las elecciones. En estas condiciones, ellos argumentaron, los electores del estado deberían ser nombrados directamente por la legislatura y no en función de los resultados de las elecciones.

Ellos presentaron videos de vigilancia que parecen mostrar a trabajadores electorales echando a los observadores electorales al final del día de las elecciones, antes de sacar lo que parecen ser maletas presuntamente llenas de boletas.

La campaña y otros partidos están demandando al estado por los resultados de las elecciones, alegando fraude y otras irregularidades.

Una de las docenas de acusaciones es que los votantes devolvieron más de 30,000 boletas ausentes, pero no se contaron, según un análisis del testigo experto Williams Briggs, estadístico y exprofesor de la Escuela de Medicina de Cornell, quien se basó en una encuesta telefónica de votantes potencialmente afectados por el equipo del exmiembro de la campaña de Trump, Matt Braynard.

FUENTE: theepochtimes
POR PETR SVAB

Descubra
China se prepara para la guerra

Sé el primero en comentar en «Senadores republicanos de Georgia enfatizan la necesidad de una auditoría de firmas en boletas»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.