Fiscales piden 6 meses de prisión para exagente del FBI que alteró email en investigación sobre Rusia

ESTADOS UNIDOS
Los fiscales estadounidenses pidieron el 3 de diciembre una pena de prisión de hasta seis meses para el exabogado del FBI Kevin Clinesmith, quien se declaró culpable de falsificar un correo electrónico en el que se confiaba para renovar la orden de vigilancia del exasesor de campaña de Trump, Carter Page, en medio de la investigación sobre Rusia.

Clinesmith, de 38 años, se declaró culpable el 19 de agosto por el delito de hacer una declaración falsa y fue acusado como parte de la investigación del fiscal federal John Durham sobre la investigación de 2016 de interferencia electoral rusa y los presuntos vínculos con la campaña presidencial de Donald Trump. El delito conlleva una pena máxima de prisión de cinco años y una multa de hasta USD 250,000.

El exabogado del FBI admitió que había falsificado el correo electrónico que recibió, el cual se utilizó para respaldar una solicitud para renovar la orden de vigilancia de Carter Page, al agregar las palabras “no es una fuente”, para la Agencia Central de Inteligencia, y luego reenvió el correo electrónico al FBI, a pesar de que el correo electrónico original indicaba lo contrario.

La CIA había dicho anteriormente a los investigadores en un memorando que Page fue un “contacto operativo” para la agencia de 2008 a 2013 y proporcionó información sobre sus contactos con oficiales de inteligencia rusos.

Luego, un agente del FBI utilizó el correo electrónico alterado para convencer a un juez de que la vigilancia hacia Page por parte de la oficina debía continuar. El FBI realizó vigilancia electrónica y física de Page desde octubre de 2016 hasta septiembre de 2017.

Clinesmith dijo que en ese momento, él pensó que estaba insertando información veraz, sin embargo, en un memorando de sentencia de 48 páginas (pdf) presentado el jueves, los abogados del exabogado del FBI dijeron que él sabía que el correo electrónico original no contenía esas palabras adicionales.

“Kevin Clinesmith cometió un grave error. Al alterar el correo electrónico de un colega, él tomó un atajo en un trabajo que requería algo mucho mejor de su parte. Él no cumplió con los altos estándares de conducta del FBI ni con sus propios estándares. Y cometió un crimen”, dijeron sus abogados.

“Kevin se declaró culpable y acepta toda la responsabilidad. Él lamenta profundamente su conducta y se disculpa con todos los afectados–incluidos sus antiguos colegas, el FBI, el Departamento de Justicia, la Corte, el público y su familia”.

Clinesmith pidió a los fiscales que le ahorraran una pena de prisión, reconociendo que había cometido un delito, pero que no pretendió engañar a los investigadores. Sus abogados le piden a un juez federal que lo condene a libertad condicional.

El rango de sentencia para Clinesmith es de cero a seis meses de prisión, pero en su propio memorando de sentencia, Durham y sus fiscales solicitaron una sentencia entre el extremo medio y alto de esas pautas.

“En este caso, el delito del acusado fue muy grave y con repercusiones importantes. El acusado alteró un correo electrónico que engañó a un agente especial de supervisión del FBI y provocó que el agente especial de supervisión firmara una solicitud de FISA que no revelaba que el Individuo #1 había sido una fuente de otra agencia gubernamental–un hecho que influía en si el individuo estaba actuando como un agente conocedor de una potencia extranjera”, escribió el equipo de Durham.

“Al insertar las palabras ‘no es una fuente’ en el correo electrónico del contacto [de la Oficina de Asuntos Globales (OGA)], el acusado fabricó apoyo para la noción falsa de que el Individuo #1 no había actuado como una fuente para la OGA (…) La consiguiente falta de divulgación de la relación del Individuo #1 con la OGA, combinada con otras declaraciones materiales erróneas y omisiones que la [Oficina del Inspector General] descubrió en las solicitudes FISA, permitió que el FBI vigilara a un ciudadano de EE. UU. basándose en una solicitud de FISA que el Departamento de Justicia luego reconoció que carecía de causa probable”.

“La conducta del acusado también socavó la integridad del proceso FISA y golpeó el núcleo mismo de lo que el FISC se basa fundamentalmente al revisar las solicitudes FISA: el deber de sinceridad del gobierno”.

Page presentó el 27 de noviembre una demanda de 59 páginas por USD 75 millones en un tribunal federal de Washington contra el Departamento de Justicia y el FBI, alegando que fue vigilado ilegalmente como parte de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una supuesta colusión entre la campaña y los actores rusos.

La demanda busca reparación por “múltiples violaciones” de los “derechos constitucionales y otros derechos legales de Page en relación con la vigilancia e investigación ilegales de él por parte del gobierno de los Estados Unidos”.

La sentencia de Clinesmith está programada para el 10 de diciembre.

FUENTE: theepochtimes
POR KATABELLA ROBERTS

A continuación
Elecciones de EE. UU.: Cómo influyeron grupos pro-PCCh

Sé el primero en comentar en «Fiscales piden 6 meses de prisión para exagente del FBI que alteró email en investigación sobre Rusia»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.