Prensa estatal china tergiversa los hechos para afirmar que el COVID-19 no se originó en China

RÉGIMEN CHINO
En un intento por promover la afirmación sin fundamento de que el virus del PCCh no se originó en China, los medios estatales chinos recientemente comenzaron a publicar noticias basadas en un estudio retractado y citas tergiversadas de expertos.

El primer brote de COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh, se produjo en la ciudad de Wuhan, al centro de China.

Desde enero, Tailandia, Japón, Corea del Sur, Francia, Estados Unidos, Canadá y otros países de todo el mundo han informado que sus primeros pacientes con COVID-19 tenían antecedentes de viajes de visita a China.

Al momento de redactar este artículo, más de 63,48 millones de personas han contraído la enfermedad fuera de China continental, con más de 1,47 millones de muertes, según estadísticas compiladas por la Universidad Johns Hopkins.

null
Un trabajador médico toma una muestra de hisopo de un residente para analizar el virus del PCCh en Wuhan, China, el 15 de mayo de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

publicó un artículo el 29 de noviembre en inglés sugiriendo que el virus se originó en el subcontinente indio, citando un estudio realizado por un grupo de investigadores del Instituto de Neurociencia de la Academia de Ciencias de China, la Universidad Fudan con sede en Shanghai, y la Universidad de Texas en Houston.

El estudio, titulado “Transmisión críptica temprana y evolución del SARS-CoV-2 en huéspedes humanos”, se publicó en el sitio web de la revista electrónica SSRN para una vista previa entre pares el 17 de noviembre. Según algunos artículos de los medios, los investigadores esperaban tener el artículo publicado en la revista médica The Lancet y habían presentado un borrador para su consideración.

Pero para el 29 de noviembre, luego de que varios medios informaron sobre sus hallazgos, el estudio fue eliminado del sitio web SSRN sin explicación.

Según Greek City Times, el estudio teorizó de que el virus del PCCh se transmitió a los humanos a través de fuentes de agua contaminadas durante la ola de calor prolongada en India y Pakistán en el verano de 2019.

null
Micrografía electrónica de transmisión de partículas del virus del PCCh, o virus SARS-CoV-2, aislado de un paciente. (NIAID)

El Global Times también citó a Zeng Guang, jefe epidemiólogo del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), quien afirmó: “Wuhan es el lugar donde se registraron formalmente los primeros casos de infección, pero no prueba que el coronavirus se haya originado en Wuhan”.

El periódico también citó a Michael Ryan, director ejecutivo del programa de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para sugerir que el origen del virus estaba en otra parte.

La publicación señaló que Ryan dijo durante una conferencia de prensa el 27 de noviembre que la agencia rastrearía cuidadosamente las cepas de virus de Francia, España e Italia.

Pero Ryan también dijo durante la misma conferencia que “es muy especulativo para nosotros decir que la enfermedad no surgió en China”, y agregó que la OMS planeaba enviar investigadores al mercado de alimentos de Wuhan que se sospecha es la zona cero del brote.

null
Los miembros del personal del Equipo de Respuesta a Emergencias de Higiene de Wuhan conducen su vehículo cuando salen del mercado mayorista de mariscos de Huanan cerrado en la ciudad de Wuhan, China, el 11 de enero de 2020. (Noel Celis/AFP a través de Getty Images)

El 28 de noviembre, la cadena de televisión estatal china CGTN también citó los hallazgos del virólogo alemán Alexander Kekulé para sugerir que el virus se originó fuera de China.

Kekulé descubrió que la cepa del virus en muchos pacientes con COVID-19 en todo el mundo se puede rastrear genéticamente a una variante que mutó y se propagó al norte de Italia, pero no ha sugerido que el virus se haya originado allí.

En un artículo en chino publicado el 30 de noviembre, el Global Times citó los hallazgos de Kekulé para concluir que el virus se originó en Italia y no en Wuhan.

El régimen chino también ha culpado de algunos brotes locales a los alimentos congelados importados, alegando que los productos contaminados provocaron infecciones. Pero los CDC de EE. UU. y otras agencias de salud han dicho que no hay evidencia de que los productos alimenticios puedan propagar el virus.

null
Un vendedor chino vende camarones y langostinos en un mercado húmedo en Beijing el 19 de julio de 2007. (Teh Eng Koon/Getty Images)

Desde entonces, las autoridades chinas han intensificado las inspecciones de los productos alimenticios importados.

El 28 de noviembre, China prohibió todos los mariscos congelados de una empresa chilena durante una semana, alegando que encontró rastros inactivos del virus en un paquete de cangrejo real chileno congelado exportado por la empresa.

FUENTE: theepochtimes
POR NICOLE HAO

A continuación
Ocultan incidente en estación espacial china | China al Descubierto

Sé el primero en comentar en «Prensa estatal china tergiversa los hechos para afirmar que el COVID-19 no se originó en China»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.