Recién nacida abandonada en una caja en estación de tren crece y se vuelve defensora de la adopción

HISTORIAS INSPIRADORAS
Una niña recién nacida fue abandonada en una caja de zapatos en una estación de tren en China, al día siguiente de su nacimiento, con el cordón umbilical todavía pegado. Sin embargo, creció con el apoyo que necesitaba para prosperar, y ahora, 18 años después, se ha convertido en una defensora de la adopción.

Nacida el 28 de octubre de 2002, y pesando tan solo 3 libras (aprox. 1 kg), Ayden Lincoln fue llevada a un orfanato como bebé de un día. Luego pasó 10 meses abandonada y pasada por alto en una cuna. Sin embargo, las cosas cambiaron cuando la esperanza llegó con una familia adoptiva de Forks Township, Pennsylvania.

Patrick y Christina Lincoln tuvieron dos hijos biológicos, pero Christina quería desesperadamente una hija. Después de un largo proceso de solicitud de adopción en el extranjero, encontraron Ayden y así viajaron por al otro lado del mundo para llevar a su hija a casa.

Aclimatarse a la vida en Estados Unidos no fue una hazaña insignificante para la pequeña, que no había conocido el amor en sus meses de formación. Ayden afirma que sufrió una lesión cerebral por haber permanecido tanto tiempo en su cuna en el orfanato y que desde entonces ha luchado por hacer vida social, según un relato que escribió para Human Defense Initiative.

null
Ayden Lincoln de bebé. (Cortesía: Ayden Lincoln)

“Desde que tengo memoria, he luchado y sigo luchando con la salud mental, el acoso, los amigos y tratando de que la gente me entienda”, explicó Ayden.

De joven, Ayden actuaba violentamente en la escuela y a menudo se metía en problemas. “Me etiquetaron como la ‘niña mala’”, recordó, “y nadie parecía entender lo que necesitaba”. Sin embargo, a lo largo de su infancia, Patrick y Christina apoyaron a su hija mientras ella exploraba opciones de tratamiento para la ansiedad y el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

null
El primer cumpleaños de Ayden, en la foto con su hermano mayor, Maclean. (Cortesía de Ayden Lincoln)

Pero el avance en el comportamiento de Ayden llegó cuando le ofrecieron apoyo del Distrito Escolar del Área de Easton en tercer grado. A Ayden se le asignó una profesora entrenada para tratar sus necesidades específicas, y la niña prosperó.

“Se sentía como el destino”, compartió Ayden. “En lugar de castigarme, me abrazaba, me abrazaba, me dejaba llorar sobre ella, y pasaba la mayor parte de su tiempo libre y del día conmigo mientras lo hacía discretamente”.

null
Ayden de pequeña en marzo de 2008. (Cortesía de Ayden Lincoln)

La joven, de 18 años, explicó que sigue en contacto con esta profesora especial hasta el día de hoy. La maestra fue su madrina de confirmación, y sus dos familias, dijo la adolescente, se han hecho muy cercanas.

null
Ayden de pequeña en junio de 2008. (Cortesía: Ayden Lincoln)

En una declaración a Lehigh Valley Live, Christina admitió que la adopción puede ser difícil, pero que las recompensas son incomparables.

“En este momento, esos desafíos pueden parecer insuperables”, escribió Christina, “sin embargo, se convirtieron en oportunidades para ganar nuevas perspectivas y conocimientos sobre el amor, las relaciones y el compromiso”.

Ella y Patrick dicen que se sienten bendecidos por ser parte de la historia de Ayden.

null
(Cortesía de Wendy’s Eye Photography vía Ayden Lincoln)

Hoy en día, Ayden es un estudiante de último año con planes de asistir a la Universidad Comunitaria de Northampton. En su escuela secundaria, fue miembro de la Sociedad Nacional de Honor Junior.

Cuando era una joven adolescente, comenzó su propio negocio de joyas y vendía sus creaciones en ferias de artesanía con su padre. Algún día, espera poder trabajar en el marketing de la industria musical.

Ayden ha sido invitada a aparecer junto a Miss Pennsylvania en el concurso de Miss América, el 30 de noviembre, y quiere que los demás sepan que un comienzo difícil en la vida no significa que los sueños no puedan cumplirse.

null
(Cortesía de Wendy’s Eye Photography vía Ayden Lincoln)

“El mundo puede mirar fijamente y tener miedo de hacer preguntas porque no me parezco a mi familia; sin embargo, a menudo no pienso en que soy adoptada”, compartió Ayden.

Ayden cree que “la adopción es un regalo increíble”. Explicó que “no solo tiene la capacidad de salvar vidas, sino que también las cambia para siempre”.

“Si estás considerando adoptar o estás en el proceso, por favor no te rindas”, imploró. “El proceso es largo y puede ser emocional, pero al final, vale la pena”.

null
(Cortesía de Wendy’s Eye Photography vía Ayden Lincoln)

“A lo largo de los años me he dado cuenta de que ha sido el destino, la familia y el trabajo duro por mi parte, junto con un gran sistema de apoyo lo que me ha convertido en la persona que soy hoy en día”, concluyó. “Espero que mi historia pueda enseñar a cualquiera como yo que no está solo”.

FUENTE: theepochtimes
POR LOUISE BEVAN

Descubra
Más del 50% de las muertes por coronavirus en China no se tratan en hospitales

Sé el primero en comentar en «Recién nacida abandonada en una caja en estación de tren crece y se vuelve defensora de la adopción»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.